El pepino se ha convertido en un remedio natural muy utilizado en la belleza, ya que aporta mucha vitamina E, además de hidratar la piel y otorgarle vitalidad.
Ayuda a la piel a reponerse del daño sufrido por el sol, acné o quemaduras.

Ingredientes:

• La mitad de un pepino.
• Una cucharada de miel.
• Una cuchara de aceite de oliva.

maxresdefault
Preparación:

Corta el pepino en cuadros pequeños y agrégale la miel y el aceite de oliva, lo mejor es que cuando lo tengas todo mezclado, lo licues para que esta mezcla quede compacta.
Después métela en el congelador durante media hora.

 

Aplicación:

Después de los 20 minutos en el congelador, aplícala en tu rostro por 30 minutos. Enjuaga tu rostro con agua tibia y listo.

pepino
El resultado te encantará ya que tu piel estará renovada, hidratada y muy hermosa.